domingo, 8 de abril de 2012

nadie puede saberlo... nadie puede saber sobre los recorridos de los lagartos, la tonalidad de mis pasos sobre los deshechos iluminados, donde las paredes parecen imperceptibles, mas se abalanzan sobre uno. en el cielo abierto, en el descampado de lo irracional. una emoción de sol sobre los cardos secos. la ciudad húmeda, el sonido imperceptible de las horas.

2 comentarios:

yi dijo...

nadie puede saberlo, pero la insania, desde aquí, no es solo un estado, es un lugar. Un lugar hermoso, que es conscientemente accesible y simplemente desde aquí, su camino parece inconsciente. Hermoso porque allí todo sea posible. Desde aquí, también la crueldad.
Consciencia y insania son las sombras de dos hermanos, bailando y queriendose. Desde aqui , uno inventar el otro. Desde aqui va la luz de la lampara electrica.

Gracias por tus palabras

yi dijo...

nadie puede saberlo, pero la insania, desde aquí, no es solo un estado, es un lugar. Un lugar hermoso, que es conscientemente accesible y simplemente desde aquí, su camino parece inconsciente. Hermoso porque allí todo sea posible. Desde aquí, también la crueldad.
Consciencia y insania son las sombras de dos hermanos, bailando y queriendose. Desde aqui , uno inventar el otro. Desde aqui va la luz de la lampara electrica.

Gracias por tus palabras